martes, 6 de abril de 2010

La Sala del Piano



El sonido del piano inunda la sala y traspasa los ventanales cerrados. Afuera, el viento agita ferozmente la copa de los valientes pinos y el sonido de su grito asusta al más incauto de los animales.

Dentro, todo está en calma. El piano sigue sonando, las notas se cruzan, entrelazan, juguetean al son de una melodía al azar, improvisada, máxima expresión de la tristeza infinita que sacude al compositor. La angustia, el terror, el miedo se unen bajo un mismo pentagrama. Sus manos recorren tranquilas y resignadas el teclado, expresando su dolor, mezclando la nostalgia y los recuerdos, añorando un futuro que ya nunca será, lamentando el pasado que fue.

El piano sigue sonando, sus manos ahora son veloces, contundentes, furiosas. La melodía aumenta su intensidad, ahora el odio se transmite en cada sonido, en cada silencio. Odio a la injusticia de la vida, odio al egoísmo de un supuesto dios que se ha llevado su tesoro más preciado, odio a sí mismo por no poder odiarse.

El viento afuera parece solidarizarse con él. Las copas de los árboles se mueven peligrosamente, el grito se convierte en aullido, nadie osa salir de su hogar. Salvo una melodía furiosa, triste, nostálgica, improvisada, creada al azar.

El piano oculta sus sollozos, convierte sus gemidos en la más bella de las composiciones, sus maldiciones en preciosas armonías que bailan con el sol. El piano le olvida sus recuerdos, le transporta a su vida, a la vida. El piano suena consigo, el piano le canta una nana, os canta, te canta. El piano la trae de vuelta a su lado, el piano inmaculado que siempre sonaba. El piano, su piano, mi piano... tu piano.

Afuera, el viento ha terminado su tormenta. En la sala del piano, nunca acabará.



*************************


He vuelto, y espero que para quedarme! Siento todos estos meses de desaparición... voy a intentar pasarme otra vez por todos los blogs que visitaba. Gracias a aquell@s que me han echado de menos!!


Espero que nos leamos pronto!

6 comentarios:

  1. Que puedo decirte, volver a leerte.. después de mi ausencia es estupendo... me quedo como siempre por tu espacio..

    Un gusto disfrutar de tus letras.

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría volver a leerte y esto tan bello! Me encantó. Es precioso.
    Besitos y me alegra tu vuelta!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo te vas de viaje y nada menos que a Francia!!! Ojalá lo pases muy pero muy lindo!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. me ha encantado
    ... el piano es mi instrumento favorito, leer algo tan bien reflejado me ha cautivado!

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! :)
    Cristina

    ResponderEliminar
  6. Fa temps que vas escriure aquest text, però, com la música d'eixe piano, les teues paraules ressonen sempre harmonioses en nosaltres. La música de les paraules necessita de molts compositors. Tu n'eres un!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentarme! =)